Skip to Content

Seguros Temporales

Seguros Temporales
Mostrar todo

En caso que el asegurado quede inválido total y permanentemente a consecuencia de enfermedad o accidente y siempre que la invalidez se produzca antes que cumpla 60 años de edad y que hayan transcurrido por lo menos seis meses consecutivos e ininterrumpidos desde la declaración médica de la invalidez, la compañía lo exonerará del pago de las primas del seguro básico para mantener en vigor la póliza básica.

Por invalidez total y permanente se entenderá la incapacidad que sufra el Asegurado a causa de enfermedad o accidente que le impida el desempeño de su trabajo habitual o de cualquier otro compatible con sus conocimientos, aptitudes y posición social por un período continuo de 6 meses. 

Si el asegurado sufre un estado de Invalidez Total y Permanente, la Compañía le pagará en una sola exhibición la Suma Asegurada contratada en esta cobertura, inmediatamente después de transcurrido el período continuo de seis meses citados en el párrafo anterior. 

También se considerará invalidez total y permanente: 

  • La pérdida de la función de la vista de ambos ojos 
  • La amputación de ambas manos o de ambos pies 
  • La amputación de una mano y de un pie. 
  • En este caso no se aplicará el período de espera de 6 meses.

Si a consecuencia de un accidente, el asegurado falleciera, o sufriera pérdida orgánica  de miembros, enumerados en esta misma cláusula, la compañía pagará la proporción que corresponda de la Suma Asegurada de esta cobertura, de acuerdo a la Tabla de Indemnizaciones.

La Indemnización en caso de fallecimiento se pagará a los beneficiarios designados y la correspondiente a Pérdidas Orgánicas se efectuara al propio Asegurado. 

La muerte accidental, la incapacidad total y permanente, y la incapacidad parcial y permanente, son riesgos que cubre este beneficio.

Cubrimos las siguientes enfermedades Graves: Infarto del miocardio, derrame o hemorragia cerebral, cáncer, insuficiencia renal crónica, Alzheimer, Parkinson, trasplante de órganos mayores y cirugía arteriocoronaria.

Back to top